Lugares, sitios con huella

Nos parece que lo que realmente provoca el cambio en nuestro pensamiento a la hora de interpretar un paisaje o lugar es que alguien haya dejado una “huella” sobre el mismo al escribir sobre su paso por allí, es el recuerdo lo que nos situa en el plano cultural.

Esto lo supo interpretar muy bien Fernando Pessoa, el poeta portugues por excelencia, al escribir:

“Antes el vuelo de ave que pasa y no deja rastro, que el paso del animal que queda recordado en el suelo. El ave pasa y es olvido, y así debe ser. El animal donde no está, y por eso ya de nada sirve, muestra que ya estuvo, lo cual de nada sirve ya. El recuerdo es una traición a la Naturaleza, porque la Naturaleza de ayer no es Naturaleza. Lo que fue nada es, y recordar es no ver. ¡Pasa, ave, pasa, y enséñame a pasar!”

En esta sección nos gustaría que mencionárais algún lugar concreto que hayais visitado donde estuvo algún personaje literario, real o imaginario, o algún autor conocido. Ya sabemos lo prolífico que fue Hemingway que parece que estuvo en todas partes. ¿habéis estado en algún paraje, pueblo, cafe, hotel, un lugar concreto por donde pasara algún personaje literario o autor?.

Me viene a la cabeza los lugares por donde paseaba Pessoa en Lisboa, los cafés que frecuentaba. Para los admiradores del poeta es difícil imaginarse esta ciudad sin pensar en él y en sus poemas. Otra perla es el siguiente:

“Pasó la diligencia por el camino, y fuese; y el camino no se volvió más bello ni más feo. Así por esos mundos es la acción humana. Nada quitamos y nada ponemos; pasamos y olvidamos; y el sol siempre es puntual todos los días”.

Anuncios

Responses

  1. Esto me trae a la memoria el viaje de Neruda a Macchu Picchu que da lugar a su poema Alturas de Macchu Picchu, he aquí unos versos:
    XII
    SUBE a nacer conmigo, hermano.

    Dame la mano desde la profunda
    zona de tu dolor diseminado.
    No volverás del fondo de las rocas.
    No volverás del tiempo subterráneo.
    No volverá tu voz endurecida.
    No volverán tus ojos taladrados.
    Mírame desde el fondo de la tierra,
    labrador, tejedor, pastor callado:
    domador de guanacos tutelares:
    albañil del andamio desafiado:
    aguador de las lágrimas andinas:
    joyero de los dedos machacados:
    agricultor temblando en la semilla:
    alfarero en tu greda derramado:
    traed a la copa de esta nueva vida
    vuestros viejos dolores enterrados.
    Mostradme vuestra sangre y vuestro surco,
    decidme: aquí fui castigado,
    porque la joya no brilló o la tierra
    no entregó a tiempo la piedra o el grano:
    señaladme la piedra en que caísteis
    y la madera en que os crucificaron,
    encendedme los viejos pedernales,
    las viejas lámparas, los látigos pegados
    a través de los siglos en las llagas
    y las hachas de brillo ensangrentado.
    Yo vengo a hablar por vuestra boca muerta….”

    Tal como tú dices basta nombrar este lugar y asociarlo con el poema mencionado y aún más con la música del Grupo musical chileno Los Jaivas
    que se inspiró en los versos.

    • Elsa, me parece un bello poema. A mi me pasa con las plantas que tengo en casa, y que he ido recogiendo en mis viajes. Basta con tocar la hoja o flor y oler su perfume para trasladarme al paisaje de dónde vino.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: